AEDCCFD3-7567-4E0B-964B-F0FBDC1E5D84

Shop* Chicadecanela tesoros con un aire retro

Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia lejana en la que nos conectábamos a Internet con un módem ruidoso e Instagram todavía no existía… Conocí a Chicadecanela. Por aquél entonces era una marca pequeñita, coqueta, nostálgica. Con una estética que me atrapó desde el primer segundo y que me ha gustado reencontrar gracias (ahora sí) a Instagram.

Detrás de Shop* Chicadecanela está Lucía, que con amor y cariño selecciona cada una de las piezas que vende. En casa somos muy fans de sus cestitas de colores (las mismas que tenía yo de pequeña), de sus marcas de moda infantil y de su universo con alma vintage.

Os animo a leer su entrevista y a visitar su tienda online para comprar regalos de Navidad de lo más especiales.

Lucia, el pais

¿Qué podemos encontrar en Chicadecanela?
Shop* Chicadecanela es mi último proyecto: una tienda dedicada al universo infantil, con un toque vintage, nostálgico y arty. La boutique existe en versión virtual, pero también es un lugar físico: dentro de una tienda remodelada que era un antiguo almacén de materiales de construcción; de ahí el maravilloso suelo de baldosa hidráulica que es, en realidad, un muestrario de toda la gama disponible en la época. El espacio tiene un aire inequívocamente retro, como de mercería antigua, con una selección de artículos a tono: juguetes de madera artesanales o de plástico kitsch, las últimas tendencias en moda niños o decoración, con marcas bonitas, sostenibles y muy cool.

chica-de-canela-ok-1

¿Cómo y cuándo empezaste con esta andadura?
En realidad Chicadecanela existe desde 2005, como marca de complementos handmade y tienda on-line pionera en España en productos craft y de diseñadores. La idea de una “boutique Chicadecanela” ha estado presente desde el principio y ha tomado diversas formas: ferias de artesanía, pop-ups, mercadillos… sin embargo ha sido sólo ahora, más de una década después de la creación de la marca, cuando se ha habilitado por fin un lugar físico, más o menos permanente, para este proyecto itinerante.

chica-de-canela-ok-2

Nombra algunas de tus marcas favoritas y últimos hallazgos
En moda para niños Bobo Choses es perfecta para mi tienda, por ese toque vintage, atemporal y, al mismo tiempo, divertido. Además fabrican en España, utilizan algodón orgánico y colaboran en proyectos medio ambientales interesantes, con lo que éticamente y estéticamente son impecables. En decoración y juguetes nos encanta Olli Ella, esta nueva marca anglosajona que re interpreta de manera tan elegante los clásicos como las cestas de mimbre o las casitas de muñecas, declinados en natural o en los colores más apetecibles. Sus producciones son sostenibles y ecológicas y su marketing es genial.

Pero realmente, no hay nada que me apasione más que encontrar tesoros vintage y traerlos a la tienda. Estos objetos son únicos, huelen a pura nostalgia y hacen de la tienda un lugar especial con su sola presencia. También me emocionan las reediciones: cuando se hacen con los mismos fabricantes y usando los mismos moldes, son como traer al presente un trocito de aquella década, sean las muñecas de plástico kitsch japonesas de los 60, o, la última delicadeza que tendremos estas Navidades, las figuritas flocadas en miniatura que se fabricaban en Alemania a finales de los años 40s.

F853ACE3-20AA-49F4-9DFB-593BF135EADD

En tu opinión, ¿qué hace que un diseño para niños sea perfecto?
Si nos fijamos en el diseño para niños del siglo XX, especialmente alrededor de mitad de siglo, nos encontramos con toda una corriente vanguardista de diseñadores, fabricantes y artistas que se acercan al diseño para niños desde la perspectiva ingenuamente subversiva del propio niño al descubrir el mundo, cuestionándose todo lo que le rodea, creando y jugando de una forma totalmente libre. El resultado son piezas rabiosamente modernas todavía hoy en día, colores primarios y formas elementales: así, los muebles amables de Ray Eames o Jacobsen, los libros de Bruno Murani, ¡los legos! En Chicadecanela tenemos las creaciones de Libuše Niklová, presentes en el MOMA, o los puzzles de Fredun Shapur, ambos en bonitas reediciones. También acabamos de traer los juguetes clásicos creados para Ambi Toys por Patrick Rylands, algunas de cuyas creaciones son también piezas de museo.
Pero no sólo traemos buen diseño de décadas pasadas, Kid O, también parte del catálogo de Chicadecanela, es un ejemplo de juguete actual destinado a convertirse en clásico por sus cualidades en sintonía con lo comentado: juego libre, creativo, formas simples y colores básicos, para piezas que ya son atemporales a pesar de su novedad.
AEDCCFD3-7567-4E0B-964B-F0FBDC1E5D84
¿Cómo describirías a los clientes de Chicadecanela?
Las clientas Chicadecanela son las chicas que descubrían el mundo handmade en 2005, algunas de las cuales también hacían sus pinitos craft, al tiempo que desarrollaban una conciencia ética y ecológica, en su manera de vivir, de crear y ¡de comprar! Ahora son mamás, o son tías, o, simplemente, crecimos y nos hicimos algo mayores. Un día descubrimos que las mercerías de nuestra infancia iban cerrando una a una, y nos aferramos a la nostalgia; de ahí nuestra pasión por atesorar recuerdos en forma de objetos vintage. Somos grandes conocedoras de las marcas que consumimos, y queremos vivir rodeadas de cosas bonitas que signifiquen algo.
A52866C0-1702-471A-A7A5-D1AAB8A74DE0

Como familia, ¿cómo podemos pasar un día perfecto en Lugo?
Lo primero que vamos a hacer es ir a desayunar a Confitería Madarro, fundada en 1891 y proveedora de la “Real Casa”, con su salón de té anticuado, café con leche, chocolate, pasteles de esos tan clásicos, yemas… después, paseo decimonónico por la Plaza Mayor y aledaños. ¿Y qué tal descubrir la ciudad a vuelo de pájaro, o casi, en un circuito circular? Para ello sólo tendremos que subir al adarve de la Muralla Romana por uno de sus accesos. Si los niños se cansan, paramos a comprarles un helado en Fiordilatte o Bico de Xeado, ambos de producción autóctona. También podemos dejarnos caer por La Ferretería, son famosos sus brunch o sus mercadillos chic.

Para comer, la pizzería La Oca es un clásico para ir con niños desde hace décadas, sin exagerar. Por la tarde, paseo hasta el río Miño, para cruzar el Puente Romano, que todavía hace bien poco soportaba impertérrito el tráfico rodado, y acercarnos al Balneario a visitar las Termas Romanas, bastante impresionantes en su silencio irreversible. Ya de vuelta al centro, y si los niños aguantan un poco de shopping local, visita a Chicadecanela, dónde os ofrecemos un 10% de descuento si decís que venís de parte de KIDDULT y, además, os diremos dónde visitar una antigua Necrópolis romana muy, muy cerquita…

17 / 12 / 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>